jueves, junio 24, 2010

Vade retro XXX


La Comisión de Justicia y Derechos Humanos de nuestro impecable Congreso de la República -crisol de sabiduría y virtudes ciudadanas- ha sumado a su reconocida trayectoria la reciente aprobación del proyecto de ley 3621-2009, que busca castigar con cárcel a todos los responsables de contaminar nuestra atmósfera mediática con "imágenes, mensajes o audios obscenos o pornográficos". El autor de tan edificante e histórica propuesta es nada menos que Ricardo Belmont Cassinelli, recordado inventor y difusor de las "pastillas para la moral", cuya devoción por nuestra infancia -amenazada inclementemente por calatas demoniacas que acechan desde cada quiosco, pantalla de TV o cabina de internet- diole el ímpetu necesario para emprender una auténtica cruzada contra "los procesos de degradación moral que se yergue en estos momentos sobre nuestra sociedad" (sic). Así, en su exposición de motivos, este santo varón deja en claro y en impecable castellano, que "no creamos lo que dicen los que defienden la pornografía de que sólo 'la más fuerte' (es decir aquella que exhibe directamente el acto sexual o los órganos sexuales) es dañina o ilegal. Pues hay estudios que confirman que la pornografía considerada 'leve' (la que se ve en algunos programas de televisión, diarios o revistas indecentes) causan más crímenes sexuales que la pornografía más desembozada y fuerte”. 

Estáis pues advertidos, majaderos abogados del porno light, nada de bikinis, falditas desvergonzadas ni pantalones apretados, arded todos en el averno, pues nuestro parlamento está aquí para proteger nuestras frágiles y descarriables mentes, y para librar a nuestros niños y adolescentes de malhadados vicios manuales, que deben preocuparnos más que minucias materialistas e irrelevantes como el analfabetismo o la desnutrición, asuntos imperceptibles cuando el espíritu se fortalece. Amén.

15 comentarios:

Joselo R dijo...

Dr. Stucchi, no puedo más que contribuir con unos "plagios" en la cruzada en contra de la cucufatería:
• "Si todos anduviésemos desnudos, lo obsceno sería una persona vestida".(Pellegrini)
• "La misma naturaleza fue la que estableció la importancia del estímulo sexual visual para el varón y, en este sentido, ella actúa como “pornógrafa”, jugando los sueños eróticos, el papel de “cine rojo” (Money)
• "Las esculturas eróticas de los templos hindúes resultan obscenas para el cristianismo occidental, en tanto que de manera análoga para los asiáticos puede resultar repugnante la iconografía sadomasoquista del cristianismo". (Comfort)
• "En relación al mal pensado, admito la teoría de que el mal se encuentra en los ojos del que observa". (Toulouse Loutrec)

¿Algún político a dicho algo acerca de la invasión de imágenes de violencia en los medios de comunicación?
¿Cuando será el día que rechacemos el tánatos en lugar del eros creador?

Laura dijo...

Oh, que horror Santiago! Ja ja, mira lo que genera en esa gente la represión sexual, creo que los prejuicios de ese tipo hace más daño a los niños que entender la sexualidad de un modo natural. Y vamos a ver si esos que se ragsan las vestiduras llevan una "sexualidad sana"......

Marcelo dijo...

...si, es verdad que es incómodo que para vender hasta un lapicero tenga que haber una mujer medio calata, tetona o con cara de perra...hay excesos, si, pero esa propuesta es doble moral pura....¿viste alguna vez el canal 11 y sus programas llenos de vedets?...para mi esos cucufatones seguro son los más aguantados y pervertidos...jeje
¿por qué nadie le saca en cara a Belmont como se robó el canal 11 a las 110 mil personas que eran accionistas?

Santiago Stucchi Portocarrero dijo...

Hipocresía y ridiculez en su máximo esplendor, como solamente nuestro congreso podría ofrecernos. No se trata de defender la difusión masiva de contenidos pornográficos (que no es lo mismo que eróticos, como quieren hacernos creer con el concepto de "pornografía leve"), si no de evitar que un grupo de ayatollahs de la moralina más ramplona pretendan decidir qué es "bueno" o "malo" para nuestra salud mental. Y de paso distraer la atención de temas verdaderamente relevantes, aunque esto ya no debería sorprendernos.

Manuel Ponce dijo...

Obscenidad por doquier,

De acuerdo a la mentalidad de medidos del milenio pasado, resucitada por el "hermanón", creo que habrá que cercar todos los desfiles de modas, actuaciones celebratorias de todo tipo, los programas infantile con bailarinas y conductoras en mini, incluso los desfiles militares con huaripoleras y que queden encarcelados por un mínimo de dos años según reza el proyecto de ley.

También el mundial de futbol debe ser trasmitido sin nombrar a jugadores como KAKA, DELANO, ALANO, KOULO, CACHAY y otros cuya pronunciación resulta obviamente obscena.

Esa reciente moda de chicas embotadas y con especie de pantty que queda estrictamente ceñida de la cintura para abajo y dejando entrever la línea inerglutea, de acuerdo a esa moral de hace 500 años es obscena , impúdica etc. tanto como la mentalidad de nuestro "hermanón de marras. Sexólogos como el Dr. René Flores podría esclarecernos tipificando la psicopatología de quien ha concebido el proyecto de ley, ya casi casi aprobado y de los parlamentarios que la respaldan.

Aunque de repente resulta que la psicopatología está en las grandes mayorías que disfrutan engordando la vista con el atisbo de esas obscenidades en vivo y en directo.

Pero también estamos a 500 años atrás en ese plan de querer quemar en las cárceles a quienes se etiqueten con lo que se ha dado en llamar apología del terrorismo. Eso suena a facismo. Es decir que quien no está de acuerdo con el sistmea imperante es terrorista. Ya no hay libertad de pensmiento, los derechos humanos están todavía a medio milenio por delante. No hay duda que el auge económico es sólo eso, pero culturalmente, en nivel de educación, sobre todo ahí juntito a la Plaza de la Santa Inquisición, nada que ver.

Manuel Ponce

Anónimo dijo...

pobres diablos, dan pena con sus complejos, que se rasguen as vestiduras en privado y no preturben a los demas.

filosofia de vida dijo...

Con el perdon de los comentan, han pensado en el daño que causa a su hijos la pornografia que venos diariamente en los quioscos, en la tv y en la intrenet? toda la violencia y la delincuencia de nustra sociedad la apoyan?

Santiago Stucchi Portocarrero dijo...

Con su perdón filosófico, y sin ánimo alguno de elogiar la pornografía, ¿se ha demostrado que la visión de aquélla incrementa "la violencia y la delincuencia"? ¿No es más instigadora de violencia -además de muchos otros factores- la banalización de la misma que genera su difusión constante por los medios de comunicación?

Marcelo dijo...

La violencia y la delincuencia no son culpa de dos o tres calatas en un periódico, por favor....la violencia existe en toda la historia, porque en muchos casos obedece a comportamientos innatos o instintivos, tal vez más aceptables en un medio tribal y no en la sociedad elefantiásica en la que vivimos en la actualidad. Es la educación la que debe reprimirlos, porque para vivir en una sociedad de este tamaño se necesitan reglas aprendidas.
Las calatas en el perídoco o en la TV están porque hay quienes las consumen. La tan mentada "solución" no es prohibir y prohibir, es educar. Es utópica, es imposible, pero es lo único.
Y claro, siempre lo digo, dejar de reproducirse, para que la población no siga aumentando...tanta gente está ya destruyendo el mundo, como lo conocieron nuestros abuelos...

BLUEEVANGELION dijo...

PARA MI LO VERDADERAMENTE OBSCENO ES CREERSE IMPETURBABLEMENTE "PURO"

Bella dijo...

A imagem não é obscena, e muito linda. Obscena e la reixa. Um beijo.

Anónimo dijo...

VIVA CHOLOTUBE!!!!

Mascaly dijo...

Video muestra a Ricardo Belmont, autor de la ley contra la obscenidad, tocando a bailarinas

http://www.peru.com/noticias/lima20100629/105125/Video-muestra-a-Ricardo-Belmont-autor-de-la-ley-contra-la-obscenidad-tocando-a-bailarinas-

Lima (Peru.com).- Un video muestra como el dueño de Canal 11, Ricardo Belmont, autor de la controvertida ley contra la obscenidad, toca a un grupo de bailarinas en un programa en vivo.

"Cuando yo toco a una mujer acá atrás, yo puedo medir la sensibilidad artística", repetía Belmont mientras tocaba la espalda de las agraciadas jóvenes.

Las imágenes fueron difundidas en el programa de Magaly Medina. “Si vamos a empezar con ese concepto, al primero que deberíamos mandar a la cárcel sería a él por la obscenidad que acabamos de ver en televisión", expresó.

Cabe recordar que la Comisión de Justicia del Congreso aprobó por mayoría un proyecto de ley que establece una sanción privativa de la libertad de dos a seis años a los directores y editores de medios de comunicación que publiciten "contenido obsceno o pornográfico".

Según el diario ‘Correo’, la iniciativa del congresista Ricardo Belmont comprende en la sanción a "los gerentes" de las citadas ediciones, como diarios, revistas, emisoras de radio y canales de televisión o cualquier medio que produzca un efecto de comunicación similar.

El proyecto modifica el artículo 183 del Código Penal para sancionar a los responsables de publicaciones o transmisiones "donde se exhiban audios o imágenes de contenido obsceno o pornográfico que puedan afectar el pudor de un menor de 18 años de edad".

Este texto -que para muchos es un atentado contra la libertad de prensa- señala que en el Perú un sector de la prensa "hace ejercicio de una actividad muy alejada de la ética y la moral" bombardeando a los menores con "mensajes libidinosos".

Anónimo dijo...

Estimado, tu no mereces ir a prision, personalmente te condenaria a ir a una escuela para apender fundamentos de gramatica y luego algo de moral que te hace mucha falta. Recuerda "doctor", la moral nunca pasara de moda. Cuando Mr. X nos hizo, nos dio una cosa que se llama conciencia, nunca la perdiste porque nunca la tuviste.

Particularente era yo antes partidario de la libre expresion. Hoy, de viejo, me doy cuenta que estaba equivocado. Los ignorantes e inmorales deben ser prohibidos de tener acceso a la palabra libre. Amen

Santiago Stucchi Portocarrero dijo...

Estimado anónimo, lamento que no seas capaz de diferenciar entre la moral y tus propios prejuicios, generados quizás por tu creencia en personajes mitológicos X, Y o Z. La historia nos demuestra que los autoproclamados defensores de "morales" y "verdades reveladas" han hecho mucho más daño a la humanidad que la visibilidad del cuerpo humano. Amén.